Cómo se gestiona la prestación por desempleo y #ERTE #COVID-19

Empiezan sentirse, como añadido al impacto emocional, los efectos del COVID 19 en las economías domésticas. Las personas que han visto afectada su nómina por un ERTE asociado al COVID, cobrarán menos ya en el mes de marzo, salvo que la empresa quiera (y/o pueda) complementar las prestaciones públicas existentes para dichas personas. El desempleo es una ayuda social fundamental, vital. Vendrá a complementar, parcialmente, la pérdida de ingresos percibidos vía nómina.

Ahora bien. ¿Cómo puedo acceder a dicha prestación en mi calidad de persona afectada? La administración está desbordada, se ha suprimido la atención presencial, muchas personas carecen de medios técnicos para relacionarse con la administración. El mensaje es de tranquilidad para las personas afectadas. La prestación se gestionará y tramitará sin necesidad de realizar gestión alguna por su parte.

Una vez más, ahora en esta materia, podemos contar con la ayuda y colaboración de las empresas y autónomos. Constituyen un pilar esencial de cohesión social. Pieza fundamental, colaboradores necesarios en la prestación de distintos servicios públicos. Pongamos un ejemplo. ¿Como es posible que muchas personas puedan recibir cada año la declaración de la renta realizada? Se debe que las empresas, y los autónomos con personal asalariado, transmiten la información necesaria a las administraciones públicas, en este caso las tributarias, para hacerlo posible.

Ahora, con ocasión del COVID y la prestación por desempleo, vuelve a suceder los mismo. Se han adoptado medidas extraordinarias para agilizar la tramitación y abono de las prestaciones por desempleo.

Las empresas y autónomos, realizando un nuevo esfuerzo (otro más) ajeno a su esfera productiva, tendrán que transmitir a la administración pública, en este caso el SEPE, la información necesaria que va a permitir la puesta en marcha automática de las prestaciones por desempleo evitando la realización de cualquier gestión a las personas destinatarias de las mismas.

El procedimiento de reconocimiento de la prestación, para todas las personas afectadas por ERTE asociados al COVID (artículos 22 y 23 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo), se iniciará mediante una solicitud colectiva presentada por la empresa conforme al modelo proporcionado por el SEPE, en los brevísimos plazos que han sido legalmente establecidos,

La administración pública, junto con las empresas y autónomos, también va a cooperar dado que se reconoce el derecho a la prestación a las personas trabajadoras afectadas, aunque carezcan del período mínimo de ocupación cotizada necesario para ello. Asimismo, no computará el tiempo en que se perciba la prestación, por razón del ERTE asociado al COVID, a los efectos de consumir los períodos máximos de percepción legalmente establecidos.

También han sido adoptadas medidas de flexibilización y suspensión en cuanto a los plazos de modo que, durante el período de vigencia de las medidas extraordinarias de salud pública adoptadas por razón del COVID, que conlleven la limitación de la movilidad o que atañan al funcionamiento de los servicios públicos que gestionan la prestación, las solicitudes (alta o reanudación de la prestación) presentadas fuera de los plazos establecidos legalmente no implicará que se reduzca la duración del derecho a la prestación.

El nivel de diligencia en la gestión por parte de las empresas y los autónomos, su gestores y asesores está siendo brutal. De hecho, se ha colapsado en el enlace web del SEPE a través del cual las empresas y autónomos tienen que transmitir la información.

Todos estamos en el mismo barco. Todos queremos salir adelante. Confiemos en nuestra sociedad. También en las empresas y autónomos que, en esta ocasión, contribuirán a agilizar y automatizar la gestión de las prestaciones por desempleo asociadas a ERTE´s por razón de COVID, evitando gestiones a las personas afectadas.

Francisco Javier Lacunza

Abogado

Departamento laboral Creatalent.

Compartir: