PROPOSITO CORPORATIVO Y FUTURO

“El futuro tiene un sentido pleno si viene ligado a uno de los elementos fundamentales que empuja a las personas y a las comunidades hacia el bienestar: el propósito. Porque si quitásemos ese deseo rector que ofrece una razón para levantarse cada mañana, para estudiar, para trabajar, para transitar las calles de nuestras ciudades, para ser paciente, para atender las emergencias sin dejar de mirar al largo plazo, ese porvenir quedaría hueco. Si hablamos del futuro en un libro sobre el cerebro es porque queremos dar cuenta de todo lo que los seres humanos somos capaces de hacer por el prójimo, y sobre todo por los que sufren, para que puedan vivir mejor.”

Este es el primer párrafo del prólogo del libro ‘El cerebro del futuro: ¿cambiará la vida moderna nuestra esencia?’ de Facundo Manes y Mateo Niro (Paidós) que acabo de leer en este enlace de ethic.

Las organizaciones, las empresas, están formadas por personas que tienen un propósito vital y por tanto deben mirar al futuro, al largo plazo, a través de la formulación de un propósito corporativo que les aporte entidad, que configure su ADN existencial y que refleje su propuesta de valor.

Pero para que éste tenga éxito y sea vivido por todas las personas de la organización no cabe otra estrategia que sea un propósito compartido y elaborado desde un prisma multistakeholder que mire por la aportación real a la sociedad y a todos los grupos de interés que rodean una organización.

Vivimos la era del propósito, lo que hoy hagamos y contemos que hacemos labrará nuestro futuro.